PARA EMPRENDER ONLINE NO TE HACE FALTA UN MENTOR

Sí, tal y como lo lees.

¿Quieres ser un Emprendedor Digital?

No me necesitas, ni a mí ni a nadie.

Es más, Yo no seré capaz de convertirte en un emprendedor.

Eso lo eres o no, pero no es algo que puedas comprar.

Yo seré capaz de otras cosas, que te voy a explicar a continuación.

 

Ser emprendedor no es nada fácil, supongo que esto ya lo sabías.

Pero me parece mucho menos fácil no serlo.

No se me ocurre ninguna otra manera de ser libre.

 

Puede que creas:

Es que hay emprendedores que luego son esclavos de su emprendimiento.

Claro que sí, también hay perros que dan vueltas sin parar porque quieren morderse la cola.

 

¿Qué más da si hay emprendedores esclavos o no?

A ti lo que te debería importar es lo que seas tú.

Si hay otros emprendedores haciendo otros emprendimientos, a ti lo que debería importarte en primera instancia es el tuyo.

Pero frenarte antes de comenzar porque hay otros que no lo hacen bien o les va mal, es como no comenzar a conducir porque hay conductores que tienen accidentes.

 

A la hora de emprender la mayoría de personas tienen miedos comunes:

Miedo a fracasar, al qué dirán, al síndrome del impostor, a no saberlo gestionar…

Todo da miedo.

Pero hay un miedo mayor:

El no haber sido capaz de atreverte a intentarlo.

Por eso justamente la mayoría de personas emprende.

No es porque sientan la búsqueda de riqueza, grandeza o libertad. Ni porque sean ambiciosos.

Es sencillamente porque ya no pueden soportar más la idea de no atreverse.

 

Los emprendimientos normalmente nacen de una situación incómoda. No por la falta de dinero o porque el trabajo sea una mierda.

La incomodidad viene de uno mismo.

Porque el emprendimiento viene de haber sido pospuesto una y otra vez por temores, inseguridades y excusas baratas.

Hasta que llega un momento en que el emprendedor coge el valor necesario y entiende:

Ok, voy a ello.

Y allí empiezan los verdaderos líos. Porque aunque tengamos la voluntad para emprender, necesitamos muchos conocimientos y habilidades que todavía no tenemos.

Para emprender online necesitas conocimiento de:

  • Estrategia digital
  • Diseño web
  • Redes sociales
  • Automatizaciones
  • Ventas

Bueno, para emprender en realidad no lo necesitas,

pero son una buena receta para el éxito.

Puedes emprender sin conocimiento e ir dando tumbos hasta que en algún momento toques la tecla adecuada por casualidad, desistas en el intento o te estrelles definitivamente.

Hay muchos, muchísimos más emprendedores por ahí de los que imaginas sin tener ni idea de lo que están haciendo.

 

En serio, es algo que me flipaba cuando tenía la empresa de Marketing en Nicaragua.

Continuamente visitaba a propietarios de negocios turísticos. Hoteles, restaurantes y touroperadores básicamente.

La cantidad de inconscientes con iniciativa que abrían y cerraban negocios sin parar.

Personas a las que les veía abrir bares, restaurantes o hostales sin tener un plan de negocio montado, ni siquiera tener dinero suficiente para pagar la renta del segundo mes.

Ellos montaban negocios porque veían cómo a otros les iba bien.

Se fijaban en vecinos, conocidos y copiaban lo que otros hacían.

Lo más increíble es que a muchos también les iba bien.

 

Todo funcionaba porque Nicaragua estaba en una situación de crecimiento extraordinaria turística de más del 150% anual.

Pero no tenían ni idea de por qué les iba bien, ni optimizaban absolutamente nada.

Una situación muy parecida a lo que sucedía en internet.

Un crecimiento desmesurado de la demanda que hacía que a poco que no seas un tarado inconsciente y sigas cuatro premisas, consigues sobrevivir como emprendedor online.

Pero una cosa es sobrevivir y la otra es triunfar.

Los pequeños negocios turísticos que atendía sobrevivían.

Los dueños tenían cierto éxito, arreglaban sus casas y compraban nuevos coches.

Pero también visitaba a los negocios de los grandes.

Aquellos que tenían claro lo que estaban haciendo,

invertían y sabían lo que querían sacar.

No estaban allí para sobrevivir.

Su negocio estaba diseñado para hacer pasta, a dos manos.

Nada de ir tirando mientras se pueda.

Abrían negocios para vivir muy bien.

Tenían claro lo que querían e iban a por ello.

Con estrategia, con inversión y paso a paso, sin que les temblara la mano.

En la actualidad online pasa lo mismo:

Conozco a decenas de emprendedores online.

Seguramente a centenares.

Conozco a menos de cinco emprendedores online que estén tratando de explotar todo su potencial.

 La mayoría sobrevive.

Y sobrevivir está bien, pero es lo que te lleva a estar puteado.

La libertad es algo mucho más allá de la supervivencia.

Por eso te digo que no necesitas una mentoría para ser emprendedor digital y sobrevivir.

Puedes adquirir el conocimiento necesario comprando cursos, viendo tutoriales en youtube, siguiendo cuentas de Instagram o tirando cartas del tarot.

Lo que yo te puedo ofrecer:

Que si estás comenzando, recorras ese camino mucho más rápido.

Creemos una estrategia que te permita llevar tu negocio hacia donde tú quieras, aprendas a utilizar el conocimiento que ahora no tienes y seas capaz de seguir creciendo cuando lo consideres.

Que si ya tienes un emprendimiento que sobrevive, lo lleves al siguiente nivel, aprendas a escalar, automatizar, delegar y elaborar estrategias de negocio muy rentables.

 

Básicamente lo que te vengo a decir es que con la mentoría no solo compras mi tiempo, sino que también mi conocimiento.

Me involucraré personalmente con tu emprendimiento para que consigas lo que tú solo ahora no puedes.

Tendrás apoyo, ganarás tiempo y conseguirás desarrollar estrategias que probablemente no conozcas.

¿Cuánto cuesta?

3000 euros. Tres meses, con reuniones cada semana, seguimiento y desarrollo de estrategia.

Este es el valor actual de mi tiempo y conocimiento.

Por este precio, yo me esforzaré para que tu emprendimiento tenga éxito. Incluso si lo necesitas, desarrollaremos en conjunto tu emprendimiento desde cero.

Pero ten clara una cosa:

Tú tendrás que currar.

Y si yo estuviera en tu lugar, curraría MUCHO. Para aprovecharme al máximo.

Nunca he entendido por qué a la gente le cuesta tanto invertir cuando se trata de un negocio online.

¿Verdad que si quisieras abrir un restaurante, ni te plantearías no hacer una inversión para que funcionara?

¿Por qué es distinto online si realmente te planteas vivir de ello?

Las mentorías las acepto estrictamente bajo previa reserva.

Si te interesa, escríbeme a través de este formulario.

PREGUNTAS FRECUENTES / INFORMACIÓN IMPORTANTE:

¿Es un solo pago?

No, se puede hacer en dos pagos.

El 50% a la reserva del servicio y el restante antes en el inicio de la primera sesión.

 

¿Qué pasa si por motivos de fuerza mayor no puedo seguir con la mentoría?

Lo hablaremos y si es necesario re-agendaremos ,

 

¿Me harás la página web?

No. Te explicaré cómo la deberías hacer tú y, en todo caso, si lo necesitas, te pasaré el contacto de profesionales de mi confianza para que te la hagan ellos a un precio especial.

También te ayudaré a diseñar correctamente tu web.

 

¿Redactarás el copy de mi negocio y los correos?

No. Te ayudaré a que lo hagas tú y revisaré lo que has hecho para mejorarlo. No se trata de que yo te monte tu negocio, sino de que tú aprendas a hacerlo. 

¿Es una buena inversión?

Yo te diría que es extraordinaria. Pero, claro, soy parte interesada. Así que sólo tú lo puedes valorar. Pero no te quepa duda que volcaré todo mi conocimiento y esfuerzo para que tengas éxito en tu propósito.

 

Me reservo el derecho de devolución de cliente.

Si después del primero o segundo encuentro considero que NO nos interesa seguir trabajando juntos, se cobrarán las dos sesiones al precio proporcional del servicio contratado y el resto del pago será devuelto al cliente.