fb

Sin oficina, entrevista a Bosco Soler

Hoy entrevistamos a Bosco Soler de Sin oficina. Bosco Soler tiene un perfil muy interesante para la audiencia: inició un podcast Sin Oficina, que salía diariamente y tenía 100 episodios. Fue un ejercicio de reflexión con él mismo y trataban temáticas como el emprendimiento, nomadismo, productividad, etc. Hoy día, el proyecto se ha convertido en algo mucho mayor.

Para Bosco, el podcast era algo motivador ya que refleja el hecho de que siempre tiene cosas nuevas para contar: el conocimiento y el emprendimiento.

coworking

Sin oficina

El proyecto de Sin oficina es un proyecto totalmente innovador: es un coworking online. Sin oficina nació como una necesidad. Es importante que los proyectos nazcan para solucionar problemas.

Cuando trabajas viajando, muchas veces te encuentras solo en temas que no dominas: fiscalidad, dudas referentes a algunas temáticas, etc. Así que pensó en trasladar todas estas actividades de compañerismo online.

Sin oficina también salió como encuentro de intercambio de servicios. De ahí fue creciendo y ahora ya son más de 300 miembros de todo el mundo que trabajan en remoto.

Lo bueno es el valor de la comunidad y la calidad humana y profesional del proyecto. Esta calidad aporta que el grupo aumente en cantidad y en cantidad. Una comunidad no necesita ser inmensa, pero sí que este compuesto de gente que se nutra entre sí.

Una comunidad no es una escuela, el feedback

El coworking funciona diferente a una escuela. Una comunidad de personas que trabajan es un intercambio donde todos aportan y todos aprenden. Por eso es importante nutrirse de gente con calidad y actitud positiva en el trabajo.

Sin oficina te lleva a dejar de sentir el individualismo que conlleva emprender en solitario. Como emprendedores digitales casi siempre estás trabajando solo, aunque conozcas mucha gente, siempre es de paso. Poder encontrar un sitio donde hay diferente gente que están en situación similar a la tuya, es muy importante y tienes soporte de los compañeros.

coworking

A problemas, soluciones

En el coworking encuentras gente que se encuentra como tú. Aunque los proyectos son de temáticas diferentes, las problemáticas son similares y las posiciones en el negocio son similares.  Con eso consigues que compartas problemáticas y encuentres a otros emprendedores que se encuentren en la misma situación o que ya han solucionado una problemática similar.

El gran valor de Sin oficina es que se filtra muy bien quien entra y es que hay dos puntos que debes cumplir:

  1. Makers, not dreamers: Gente que está creando, gente que ya está montando una empresa
  2. ​Coworking como espacio de colaboración: Gente que entiende que un coworking no sirve para exprimir a los compañeros, sino que es un intercambio de conocimientos y colaboraciones. Aunque sí se hacen formaciones que pueden acompañar al emprendimiento, no es lo único que aporta el coworking.

Las decisiones que se van tomando en Sin oficina, proviene de las decisiones y opiniones de los coworkers, ya que todo el mundo aporta.

Bosco Soler, su historia

Bosco es de Valencia y tiene 33 años. Es arquitecto y desarrollador web. Durante la carrera de arquitectura Bosco empezó a viajar. Al terminar la carrera se fue con mochila a viajar por el mundo haciendo trabajos de desarrollo web y haciendo sus pinitos en webs.

El viaje por el mundo duró 9 meses. Durante el viaje también trabajaba en remoto. Al volver tenía claro que el tema de trabajar y viajar a la vez era un lujo para él. A pesar de eso, tuvo una etapa en España trabajando.

Llega un momento que tienes que decidir: ¿un trabajo formal en arquitectura o seguir con el nomadismo? A pesar de que dejar la arquitectura fue una decisión dura, la libertad del nomadismo le convenció.

Así fue como empezó a trabajar como freelance. Y así nació Sin oficina, debido al hecho de que sintió la necesidad de crear una comunidad de emprendedores como él, tal y como he explicado en el inicio del episodio.

Sin oficina ahora es un mayor proyecto.

coworking

El nomadismo está de moda

El nomadismo está de moda. Cada vez más hay bloggers que enseñan a vivir online. Te encuentras a muchos viajando así. Para ser nómada digital y vivir de esta vida solamente tienes que conseguir ganar más dinero en trabajo remoto que en lo que necesitas para vivir. Y eso es fácil si vas a vivir a países más baratos.  Pero nuestro consejo es: primero, ¡sé rentable! Y después empieza el viaje. Porqué si tienes que estar trabajando todo el día, no estás realmente viajando. Por tanto, el proyecto tienes que gestarlo antes de empezar a viajar y vivir de forma nómada y cuando lo tengas rodado, empieza a disfrutar.

Pero la vida del emprendedor digital no es ideal. A menudo estas solo y intentas suplir la vida social con otros elementos. Sin oficina seria uno de ellos. Para ello, las quedadas locales son necesarias. Llevas una vida inestable en cuanto a horarios y eso hace que no puedas planificar vida social.

Gestionar tu tiempo es de las cosas más difíciles. Cuando el negocio es tuyo, no tienes límite y lo disfrutas. Tiene que haber un momento que tú mismo te impongas horarios o pausas. Porque puedes convertirte en un adicto a trabajar. El autocontrol es muy complicado.

La vida nómada te complica la vida social, pero a la vez te aporta conocer a nueva gente en el universo virtual con la que compartes muchas inquietudes.

Las amistades vienen y van y lo importante es hacer cada momento con ellos, significativos

Bosco Soler, emprendedor digital.

Cada semana comparto en la Newsletter contenido de valor

Simplemente rellena tus datos y recibirás el regalo directamente en tu bandeja de entrada 😉

Deja un comentario