Construyendo un sueño

Construyendo un sueño

Así me siento.

Acabo de grabar el episodio 209 del podcast Nómada Digital, en el que, por fin, explico sin tapujos qué es lo que estoy haciendo en Costa Rica.

Estoy aquí para construir un sueño, una base para mi vida de Nómada Digital en un lugar paradisíaco que además sea un sustento económico de la misma.

Llevo ya mucho tiempo viajando, trabajando y dándole vueltas a este proyecto y ahora lo estoy materializando. No lo hago en solitario. Kike y Santi, amigos y socios de Stockeros.com, han querido apuntarse a esta aventura.

Lo que estamos haciendo, exactamente, lo cuento en el episodio 209, que puedes escuchar aquí.

Crear este episodio y preparar este correo, me ha hecho reflexionar en algo que creo que es mucho más trascendental.

¿No deberíamos sentirnos siempre así?

En mi vida me he sentido en varias ocasiones así, construyendo un sueño.
Muchos me han catalogado de «loco», yo también me he sentido muchas veces «siendo un loco».

Pero es que no entiendo la cordura como una vida insípida. ¿Qué sentido tiene?

Me flipa la sensación de construir sueños. Es extremadamente motivante, no solo eso, es un aliciente necesario para la felicidad.

Creo que si no viviera siempre «en construcción de mis sueños», moriría de aburrimiento, me deprimiría.

Evidentemente, mis sueños son realizables, aunque a veces no lo parezcan, aunque cambien por el camino. Son cosas de las que me siento capaz. Y esa capacidad me da la energía necesaria para tratar de llevarlos a cabo.

Recuerda esto:

«El primer paso hacia la libertad es saberte capaz de conseguirla.

El segundo, no aceptar otra cosa.»

Quiero que se convierta en un mantra, no solo para mí.
No me he tatuado esta frase -todavía- porque me pareció más apropiada la de aceptar la responsabilidad «Només tu decideixes el teu camí.»

Pero ambas aplicarían igualmente a una vida consciente y consecuente.

Mira, no voy a decirte «sigue tus sueños». Porque muchos son irrealizables y pueden tener consecuencias complicadas, no quiero esa responsabilidad.
Los sueños hay que meditarlos, analizarlos y generar la estrategia necesaria para cumplirlos.

Pero sí que te diré algo que puedo constatar: «siguiendo tus sueños, se vive mejor».

Construyéndolos, aunque a veces sea difícil, y realizándolos, aunque a veces no se conviertan en lo que habíamos soñado.

Consideradme loco y sabré que estoy en el camino correcto. Consideradme cuerdo y seguiré sabiendo que estoy en el camino correcto. El único camino correcto, es el propio.

 

¡Un abrazo!

Carles.

PD:
Ya metimos la excavadora a remover tierra y rellenar el terreno. Iré subiendo más contenido del proceso de la construcción en la newsletter y en Instagram en @vivedistintocom y @carles_na

construyendo un sueño

1 comentario en «Construyendo un sueño»

  1. Hola Carles!
    Bendita locura 😉 vivir sin sueños, proyectos, etc. es igual a una vida a medias.
    Seguimos todo el contenido que publicas aquí, nosotros lo compartimos al 100%
    Un abrazo!
    Rafael & María

    Responder

Deja un comentario