Una casa en el paraíso para Emprendedores [Segunda Parte]

Este post es la continuación de uno de los más leídos en el blog de vivedistinto: “The Startup Island promete el paraíso para Nómadas Digitales. ¿Será Cierto?“.

Unos meses atrás, a raíz de varios anuncios en internet en los que aseguraban que se podía tener una casa en el paraíso desde 5.000€, me puse en contacto con la persona a la cabeza del proyecto: Carlos de Ory, un joven español afincado en Bali.

Puedes escuchar la segunda entrevista en el podcast Nómada Digital aquí:

Habéis pedido más información sobre el proyecto de The Startup Island

La entrevista que hice y el reportaje suscitó muchísimas preguntas, he recibido decenas de correos solicitando más información al respecto, una segunda entrevista o seguimiento al proyecto. Este es el resultado de ello, y si es necesario, haremos una tercera entrevista y seguimiento más adelante.

¿Por qué hay tanto interés en el proyecto?

Por lo atractivo de la publicidad. No solo es una opción de “veraneo asiático” entre emprendedores, es una inversión en la que te aseguran un retorno económico maravilloso. El proyecto inicial hablaba de una inversión de 20.000€ y un retorno de muchos ceros a lo largo del proyecto.

Todo esto, que pintaba tan bonito, me hizo chirriar y fue lo que me motivó a hacer la primera entrevista a Carlos de Ory sobre The Startup Island.

Lo que me fallaba en esa primera entrevista

Básicamente, la seguridad legal sobre el proyecto y la posible inversión. Endeble en ese momento puesto que se triangulaba con una empresa en Estonia que hacía de vendedor, pero los pagos se hacían directamente a otra empresa en Indonesia, en un contrato con una cláusula muy delicada:

El incumplimiento o retraso de una de las cuotas de la vivienda o de la comunidad implica la cancelación del contrato y la pérdida de la propiedad.” Esto, evidentemente, hace que te plantees muchas cosas.

En esta segunda entrevista, Carlos me cuenta que ahora el contrato entre comprador y empresa se hace directamente con la empresa en Indonesia, que es quién construirá y administrará las propiedades (recordemos que son 300).

El miedo, por decirlo de alguna manera, estaba en el foco de si todo esto era real o no. De hecho, es exactamente esto lo que me preguntan los lectores, esperando que yo arroje un poco de luz al tema. Antes de confirmar nada, lo pongo en duda y soy cauteloso con mis palabras.

The Startup Island parece un proyecto real y en construcción:

Después de hablar de nuevo con Carlos de Ory, que repito: me parece buena gente. Creo que sí, que están haciendo algo grande en la pequeña isla de Karimunjawa. De hecho, en la web de The Startup Island tienen un apartado en el que enseñan que ya están construyendo, puedes ver las actualizaciones en el enlace.

En algunas de las imágenes que nos muestran en la web:

Excavadoras y camiones trabajando sobre el terreno
Vista Aérea del Terreno, se han talado todos los árboles y se está aplanando

En la anterior entrevista, una de las cosas que más nos preocupaban es que todavía no se tenía la propiedad del terreno, ahora aseguran que es problema resuelto y, como vemos en las imágenes de arriba, están ya trabajando en la primera fase de la construcción.

El precio ha subido. ¿Hace la inversión menos atractiva?

Lo avisaron y lo han cumplido con creces: han subido el precio de las propiedades. Ya no son los 20.000€ iniciales, ahora están pidiendo 36.500€ (un 82% de crecimiento del precio). Eso sí, la cuota mensual sigue estando al mismo precio (65€/mes).

En la web aseguran todavía un retorno estimado del 15-20% anual, gastos aparte. Al final del artículo sacaremos cuentas.

Retorno estimado en la web de The Startup Island

Un proyecto ecológico y autosostenible

Desde The Startup Island nos aseguran que es un proyecto ecológico, con construcciones de superAdobe y eficiencia energética. Paneles solares, desalinizadora de agua solar, etc.

Captura de la web de thestartupisland.com

Evidentemente, lo verdaderamente ecológico es no pegarle un boquete a la selva/bosque de ese tamaño y dejarlo virgen. Pero puestos a construir, la manera en la que lo hacen, es mucho mejor que una construcción de cemento y hierro. Si además ponen a disposición de la comunidad local la desalinizadora, el impacto negativo se reduce considerablemente.

¿Es interesante invertir en The Startup Island a fecha de hoy?

Esta es la pregunta del millón y que me hacéis muy seguido. Viéndolo desde un punto de vista económico: ¿Yo invertiría en The Startup Island?

En el final del episodio del podcast explico bien la conclusión a la que he llegado y mis razones.

Si quieres invertir en el proyecto: Diles que vienes de mi parte y escríbeme después de hacer el primer pago, compartiré contigo el 50% de mi comisión de afiliado (250€).

¿Quieres compartir con nosotros qué te parece y/o las dudas que te genera? Escríbenos en los comentarios.

Deja un comentario