Preparar un viaje en familia sin retorno. Worldschooling en Ruta.

viaje en familia sin retorno worldschooling

Cuando conocí su historia me fascinó, les contacté por si querían pasarse por vivedistinto.com para explicarla y accedieron con mucha facilidad. Ellos son los Ligrones en Ruta, una familia de 4 miembros –una pareja con dos hijos- que ha decidido dejarlo todo y vivir viajando.

Vivir viajando con dos hijos

Este es otro ejemplo más para que veas que no es imposible vivir viajando, ni con 50 años ni con dos hijos. El impedimento siempre es mental y cuando se tienen ganas, se puede todo.

En este caso, creo que es muy interesante ver el punto de vista de unos padres que han decidido educar de una manera singular a sus hijos y salirse de la educación tradicional, que tan poco convence a muchos.

viaje en familia sin retorno worldschooling

Mejor dejaré que te lo expliquen ellos, aquí tienes a los Ligrones en Ruta.

Ligrones en Ruta:

Mi nombre es Carla, vivo en Tenerife, estoy a punto de cumplir 36 años y a punto de acabar un doctorado en Cristalografía.

Desde pequeña hice todas las actividades posibles y disponibles que había en el cole y alguna fuera de él. Fui una niña de las que se adaptan a cualquier ambiente, pero también capaz de buscar una alternativa cuando no estaba cómoda.

viaje en familia sin retorno worldschooling

Mis padres me llevaron mucho de viaje y hacíamos muchas actividades al aire libre. Me enseñaron a respetar la montaña y también a amarla.

Solía sacar buenas notas tanto en el cole como en el instituto. Estudié música, especialidad en violoncello, hasta casi acabar el grado medio, pero no continué cuando entré en la universidad, aunque sí participé un par de años en la banda sinfónica de la ULL.

Luego vino la carrera de Física, máster y finalmente el Doctorado, durante el cual he tenido a mis dos hijos. Viví un año en Suecia, al norte, también tres meses en Sevilla y otros tres en Escocia.

En los últimos años de carrera me encontré con David, al que todos llamaban Ligrón. Tiene 36 años y desde pequeño siempre mostró una gran curiosidad por ver cómo eran las cosas por dentro.

Le gustaban mucho los coches, los motores, la electromecánica y era su padre quien con el capó de un coche abierto y libro en mano, le explicaba cómo funcionaba aquello, para qué servía cada pieza, cómo se sacaba o cómo se cambiaba. Era un niño muy activo y también probó todo tipo de deportes además de actividades como pintura.

viaje en familia sin retorno worldschooling

El sistema no le catalogó nunca como buen estudiante, siempre arrastrando asignaturas, hasta que se matriculó en un grado medio de mecánica, seguido de un grado superior de automatización industrial, en los cuales encontró la motivación de hacer aquello que realmente le gustaba y lo sacó sin problema a la vez que trabajaba en un taller electromecánico.

Después marchó a Irlanda con idea de buscar trabajo y vivir en otro lugar, sin embargo, al enfermar su padre tuvo que volver a Tenerife dónde ha trabajado en varias empresas relacionadas con el mantenimiento industrial. Le encanta la percusión y tocó varios años la batería en una banda de rock-metal.

La primera furgoneta para viajar

En el 2010, un año y medio después de encontrarnos, compramos una furgoneta, una VWT4 California, y la estrenamos yéndonos a Gran Canaria a hacer ¡caída libre! Sí, vaya par se juntó.

Ahora, 9 años después nos estamos preparando para hacer un cambio de vida de esos que no dejan indiferente. Estamos vendiendo todas nuestras cosas, que tampoco son tantas, y nos vamos a ir en nuestra furgo a vivir EL VIAJE.

viaje en familia sin retorno worldschooling

Decidirse a vivir viajando

Y ¿cómo se decide algo así? ¿Es de repente? ¿De la noche a la mañana? Yo creo que no.

Bueno, realmente sí que ocurre en un momento, es como una revelación al encajar un montón de piezas, pero esas piezas ya estaban ahí, o se han ido creando poco a poco por el camino. De repente ya sabes lo que vas a hacer, te lo dice tu cuerpo: se te abren los ojos, sientes un vértigo, se te acelera el corazón… luego te pasas los siguientes meses asimilando en tu cabeza lo que tu cuerpo decidió. Algo así.

Pieza número 1. Siempre quisimos irnos a vivir fuera de la isla, a cualquier lugar. 

Son maravillosas las Canarias, pero con la furgo y nuestras ganas de mundo, se nos quedan pequeñas. 

Viviendo aquí, el viaje más guapo en furgo, cuando tienes tiempo y dinero es irte a la península, pero con un mes de vacaciones, si es que tienes un mes, quitando los días de barco de ir y volver, te quedas con 26 días de estrés porque lo quieres ver todo. Así que la mayoría de las veces nos dedicamos a recorrer Tenerife o viajar entre islas.

viaje en familia sin retorno worldschooling

Pieza número2. El plan siempre fue que cuando yo acabara mi doctorado nos iríamos los cuatro a donde fuera que me dieran un potsdoctorado. 

Sin embargo, mi interés por continuar con la ciencia dentro del mundo académico/universitario disminuyó, y mi participación en un proyecto de divulgación de ciencia para niños, El Monstruo Curioso, despertó en mí una serie de sensaciones de felicidad, satisfacción y realización que me hicieron reflexionar y replantearme mi futuro.

viaje en familia sin retorno worldschooling

Pieza número 3. Entonces llegó nuestra maternidad y paternidad a revolucionarnos más todavía, a ponernos del revés, a rehacernos, a reconectarnos. 

Las familias vivimos solas, encerradas cada una en su casa con su vida atareada de rutinas y deberes. 

Nos venden la palabra conciliación, pero se queda en eso, en una palabra, realmente lo que te vuelves es ESTRATEGA, y la búsqueda de esa estrategia está llevando a muchas familias a reordenar las cartas y cambiar horas de trabajo por menos horas de cole, más tiempo en familia, aunque el presupuesto se vuelva ajustado. Comenzamos a ver el mundo a través de los ojos de nuestros hijos.

Esos ojos que todo lo ven, que todo lo copian, que todo lo aprenden. Y al vernos a través de sus ojos empezamos a cambiarnos a nosotros para ser coherentes con lo que les decimos a ellos.

viaje en familia sin retorno worldschooling

Pieza número 4. La educación de nuestros hijos es la pieza que más nos ha movido ahí dentro. 

Roberto cumplió 3 años y tocó ir al cole. Fuimos dos días y no volvimos más. No era para él y no era para nosotros. Y entonces, todavía no sé muy bien cómo, dimos con ALaire, una escuela libre.

Nunca habíamos oído hablar de la educación libre, pero allí nos sentimos bien, respetados, allí estás como en casa, siendo tú. Y entonces, cuando ya todo estuvo en calma comenzamos a crecer. Todos. Los cuatro.

Cada día nuestros hijos deciden qué quieren hacer y cómo lo quieren hacer, dentro de unos límites de seguridad y de respeto a los demás obviamente, pero eso que deciden hacer lo hacen poniendo toda su concentración y energía.

Entonces llega un día en el que te peguntas ¿Qué es lo que estoy haciendo yo? Empiezas a escucharte, a sentirte. ¿Estoy satisfecha conmigo, con lo que hago, con mi vida? Buscas en ti todo eso que pretendes ofrecerles o que quieres que ellos encuentren y… algo falla.

viaje en familia sin retorno worldschooling

Pieza número 5. Sentimos una gran curiosidad y necesidad de averiguar cómo es este tipo de educación más allá de los 6 años, de los 12, de los 16… 

Pero el de Tenerife es un proyecto joven y de nuevo nos encontramos con la necesidad de salir para conocer, para visitar e investigar.

viaje en familia sin retorno worldschooling

Pieza número 6. En mayo de 2017 despiden a David. 

Tras un momento de shock, muy cortito, pensamos que lo mejor sería que no buscara trabajo y así él podía dedicarse a la intendencia de los niños y la casa y yo darle un empujón al doctorado, ya que además mi contrato finalizaba en diciembre de 2017.

Ensamblaje de las piezas.

Y así una tarde, después de una asamblea en la escuela, me quedé hablando con una mamá que lleva junto a su pareja el proyecto de esto no es una escuela, en el que viajaron durante un año en bicicleta con su bebé de dos años visitando escuelas libres de Europa y Estados Unidos.

Y volviendo a casa ese día en el coche, ocurrió el ensamblaje, la revelación, el momento en el que mi cuerpo toma el control de mi mente para decirle qué es lo que quiere hacer. 

El plan para viajar en familia sin fecha de regreso

Iba sola en el coche. David iba con los niños en el otro coche y yo estaba nerviosa por llegar a casa y poder hablar sin parar y ordenar todo aquel torbellino de ideas. Al llegar le dije: “Tengo que contarte el súper plan, ya se lo que vamos a hacer”.

Así que entre los dos trazamos la estrategia, al plan maestro, el cual ha ido evolucionando a lo largo de estos meses.

viaje en familia sin retorno worldschooling

El nuestro es un viaje sobretodo interior, mejor aún, como el crecimiento de los niños, de dentro a fuera y no al revés, porque tenemos que volver a aprender, volver a descubrirnos, pero sin perder ni desechar todo lo que ya llevamos en la mochila, solo tal vez, reordenarlo.

Queremos visitar proyectos de educación libre, aldeas colaborativas, conocer los pueblos a través de sus gentes, recuperar el concepto de tribu, seguir aprendiendo. Una reinvención personal para descubrir qué queremos hacer, cómo y dónde, dentro de un cambio global que queremos en la sociedad, que ya estamos viendo en ella, y aunque nuestra semilla es pequeña, creemos en ella.

Es un proyecto que está abierto a colaboraciones, al trueque e intercambio. 

Estamos trabajando y entrenando nuestra creatividad, para emprender esa nueva forma de vivir y por supuesto, generar ingresos.

viaje en familia sin retorno worldschooling

Nuestra visión se ha abierto 360 grados y ¡es una pasada! Todo cabe, todo es posible. En estos meses de tramar y empezar a leer a personas que, en solitario, en pareja o en familia, viven viajando y nos damos cuenta de la cantidad de gente que lo ha hecho, lo está haciendo o planea hacer algo parecido.

Además, hemos descubierto la palabra worldschooling, una manera de aprender en la que el mundo es la escuela ¡y nos maravilla! Así que el viaje realmente será una generación de piezas nuevas, más las que ya teníamos, seguir aprendiendo y ver como encajarlo todo.

Hay que pensar también en el DESAPEGO.  

Al principio pensamos en alquilar un trastero para guardar algunos muebles, pero pronto desechamos la idea. Siempre podemos alquilar una casa amueblada, si queremos asentarnos en algún lugar, y nos ahorramos ese alquiler para guardar trastos. Así que estamos vendiendo todas nuestras cosas.

Aquí hay que hacer también un ejercicio que realmente sienta bien y recomiendo que hagan de vez en cuando.

¿Qué necesito realmente de todo lo que tengo? 

Es muy difícil con algunas cosas porque a algunos objetos le metemos una carga sentimental que al final es absurda ya que cuando tú no estés, ese sentimiento se irá contigo, no quedará en el objeto, así que tal vez puedes llevarte el sentimiento contigo hoy y desechar ese objeto ya….

Nosotros, aunque llevamos meses vendiendo cositas, a partir de este enero comenzamos a deshacernos de todo ya de manera radical. Nos gustaría dejar la casa en los próximos 2-3 meses para no tener que seguir pagando alquiler.

viaje en familia sin retorno worldschooling

Y esta es nuestra historia hasta ahora, nuestro plan al empezar a pensar un poco fuera de la línea y perder el miedo a cruzarla. Salirse del conformismo a vivir siguiendo las flechas de luces de neón y atreverse a inventar y crear nuestra manera de vivir. Elegir la pastilla roja, como hizo Neo en Matrix.

No pasa nada, siempre se puede volver a lo conocido y luego volver a inventar, todo es más flexible de lo que pensamos, el primer paso es desescolarizar nuestra cabeza de adultos. Darnos cuenta de que la vida se pasa.

Así que, seguimos trabajando, preparando e inventando y lo iremos contando todo en nuestras redes sociales y blog de Ligrones en Ruta, y el día que salgamos por la puerta, será el día 1 de nuestra vida nómada. Nos vamos a ¡seguir haciendo puzles!

About the Author

Hace años comencé a caminar hacia la vida que yo quiero. Aprendiendo a ser dueño de mi propio destino y rompiendo las barreras mentales que nos han sido inculcadas. Llevo suficiente tiempo trabajando y acumulando experiencias para conseguir lo que considero la Libertad. Soy emprendedor y fotógrafo. Tengo varios negocios online que funcionan bien y quiero compartir contigo la información que creo que puede serte útil.

Leave a Comment:

(4) comments

Carla marzo 15, 2018

Muchísimas gracias por hacernos un huequito en tu blog!! Junto a otras historias que buscan el cambio!!! Un abrazo!!

Reply
    Carles Navarro marzo 15, 2018

    Muchísimas gracias a vosotros por pasaros y contar vuestra historia.
    Os deseo muchísimo éxito!

    Reply
Pepe Peseta Patilla marzo 25, 2018

Gracias a ambos por darle publicidad a esta valiente aventura.
Yo también estoy bastante interesado por la educación “sin escuela” y por viajar, aunque también nos hace falta un despido para decidirnos.

¡Buenas suerte!
Pepe.

Reply
    Carles Navarro marzo 25, 2018

    Gracias por comentar Pepe. Me alegro que te haya gustado el escrito. Una familia de valientes los ligrones!

    Reply
Add Your Reply

Leave a Comment: