2020 para un Nómada Digital, resumen anual de un año pandémico

Resumen anual 2020 en el que cuento cómo ha ido el año y hago un análisis exhaustivo de lo que ha sucedido desde la perspectiva de un Nómada Digital, en este caso ha sido un año marcado por la Pandemia del Coronavirus.

Arranca el año en el Sudeste asiático, fin de año en Bali

Comencé el 2020 en la maravillosa isla de Bali junto con mi pareja, de hecho, el primer día del año lo comenzamos iniciando una nueva tradición: ver la salida del sol el 1 de enero. En esa ocasión subimos al volcán Batur en una excursión para guiris que disfrutamos mucho.

Ya hacía varios meses que estábamos por el sudeste asiático, habíamos pasado un mes en Tailandia y varias semanas en Vietnam.

Curso externo para boluda.com

A inicios de año aproveché que disponíamos de un buen espacio para trabajar y terminé un proyecto que tenía pendiente. Como ya sabéis, también soy profesor externo de academias digitales y en este caso había cerrado un acuerdo con Joan Boluda para realizar un nuevo curso con ellos, una versión reducida del curso de Guía online como negocio digital que funcionó muy bien.

nusa penida Bali fotografia

De Bali a Nusa Penida

La isla de Bali tiene “un anexo” que es la pequeña isla de Nusa Penida, un rincón super tranquilo en el que conseguimos dormir en unos bungalows a un precio de risa. La verdad es que fue una pasada estar por la isla, lástima que el tiempo no acompañó demasiado y no pudimos disfrutar todo lo que queríamos del mar y la playa.

Johor Bahru y Singapur, nos mata el aburrimiento.

En Tailandia habíamos estado con una pareja de amigos que llevaban tiempo viajando por el sudeste asiático y nos aconsejaron ir a pasar una temporada en Johor Bahru, una ciudad de Malasia situada al lado del Singapur.

Fue un error. Encontramos una habitación en apartamento súper barato, con piscina y gimnasio comunitario, pero en medio de la nada. Johor Bahru es una ciudad que puedes visitar en un día, pero estuvimos allí cerca de dos semanas. A pesar de que visitamos Singapur (ida y vuelta el mismo día), el resto del tiempo lo pasamos en Johor Bahru, donde teníamos muy poco que hacer. Yo traté de trabajar pero se generó un ambiente en el que me era muy difícil. De allí, sin demasiado sentido, decidimos volar hacia el sur de Tailandia, para visitar Phuket y las playas de la zona.

Phuket, Phang nga y el COVID.

Volamos hacia Phuket directamente desde Johor Bahru, la idea era que más tarde yo volaría de nuevo desde Krabi a Singapur, donde tenía que recoger mi e-residence de Estonia (más adelante te hablo de ello).

Phuket fue una sorpresa, el sitio era bonito pero extremadamente turístico, a un nivel que se nos hacía insoportable, con lo que decidimos que debíamos movernos hacia pueblos más pequeños de la zona de Krabi.

Pero caí enfermo, un día empecé a sentir que me costaba respirar y al día siguiente estaba a 39 de fiebre, pasé muy débil casi una semana. Más tarde supe que muy probablemente lo que pasé era el famoso coronavirus, Singapur en ese momento era uno de los focos mundiales y nosotros veníamos de allí.

Estuve hecho polvo varios días y con problemas respiratorios por varias semanas (a pesar de ello, un día hicimos snorkel en unas islas tailandesas). En ese momento empezaban a sonar las primeras alarmas mundiales y el confinamiento en Wuhan, China. Confinar una ciudad entera parecía una locura todavía.

Estando en Phuket anularon la recepción de la e-residence en Singapur, con lo que perdí los dos primeros billetes de avión del año.

En Phang Nga tuvimos una de las experiencias más raras que podíamos imaginar, que acabó con un tailandés loco con una pistola y teniendo que huir para salvar nuestras vidas. Si quieres leerlo, hice un post y un episodio del podcast: “Peligros viajando”.

peligros viajando

Nos separamos y vamos a Malasia

Durante el viaje las cosas no iban bien con mi pareja, con lo que llega un momento en el que decidimos separarnos y ella toma la decisión de marcharse antes de lo planeado, desde Kuala Lumpur. Fue un palo tremendo, pero son cosas que pasan.

Cruzamos la frontera entre Tailandia y Malasia por tierra y fuimos a George Town, una preciosa antigua ciudad colonial donde estuvimos unos días y me recuperé finalmente de “la enfermedad”.

De allí nos movimos a la capital malaya, Kuala Lumpur, un lugar perfecto para los Nómadas Digitales. Ella se marchó y yo me quedé, un momento de mucha introspección y reflexión. Aunque a los pocos días la llegada de mi amigo Jose Luís y su mujer cambiarían las cosas.

Viaje de fotografía por Malasia

Con JL Karrastock y pareja estuvimos varios días en Kuala Lumpur antes de irnos a la isla de Borneo, donde buscábamos ir a hacer fotos a orangutanes en libertad.

El tiempo no acompañaba -llovió cada día- pero nos lo pasamos genial, fueron dos semanas de conocer sitios, viajar mucho y hacer muchas fotos. Con Jose Luís tengo mucha confianza, mi pareja en el podcast de Fotografía de Stock.

En Borneo tuve otra de las experiencias que me marcaron, cuando estuve a poco de ser comido por unos cocodrilos. Lo cuento en el resumen mensual de febrero 2020.

nomada digital

Después de que ellos se marcharan, decidí volar a la isla de Java, Indonesia, donde a los pocos días empezaron a complicarse las fronteras por el Coronavirus y tuve que regresar antes de lo previsto a Kuala Lumpur. Allí perdí otros dos vuelos.

Regreso a Barcelona anticipado por el COVID.

Todo empezó a complicarse tanto que decidí tratar de regresar para ver venir las cosas con la familia y aunque no fue hasta el último momento, conseguí llegar a Barcelona alrededor del 19 de marzo, gracias a cambiar varias veces el billete de regreso.

En ese momento, en Barcelona ya estaban confinados (se suponía que por 15 días) y quedé encerrado en casa de mi madre por varios meses. Un cambio radical de vida.

Podcast “En confinamiento” y a trabajar

Empecé a grabar una serie del podcast para amenizar el confinamiento y tomé varias decisiones. La primera de ellas: bajar el precio de todos mis cursos a 30€ mientras durase el confinamiento, en previsión de que las cosas iban a ponerse feas más tarde, pensé que era una buena manera de ayudar a los demás.

podcast

Además, empecé a trabajar como si no hubiera mañana, había que aprovechar el tiempo, trabajo y ejercicio. En abril y mayo superé las 175 horas de trabajo mensual.

La nueva Academia de Stock

Lancé la nueva Academia de Stock, un portal renovado, nueva marca, nuevas funcionalidades y colaboraciones con los grandes del sector. Un paso adelante que marcó un antes y un después en todo lo que estaba haciendo.

Ordené la casa, organicé el negocio y dimos un salto cualitativo importante.

Pausamos la actividad en ClubNómada

ClubNómada es una empresa que va a funcionar muy bien, estábamos a punto de dar un paso importante cuando la pandemia nos complicó toda la actividad, con lo que decidimos pausar ClubNómada y esperar a que se normalizara la situación del tráfico aéreo.

Poner a salvo los ahorros con inversión inmobiliaria

En Mayo hice una importante inversión inmobiliaria, tenía unos ahorros y salió la oportunidad, así que decidí comprar un local comercial alquilado en mi pueblo. Fue un proceso largo, porque la administración funcionaba fatal debido a la pandemia, pero al final logramos llevarlo a cabo. Básicamente no me fiaba del sistema bancario español, así que decidí mover mis ahorros a un activo que generara beneficios.

En junio, vuelvo a la carretera y retomamos la relación sentimental.

En mayo me moví unas semanas a casa de mi tía, en Barcelona y empecé a tener claro que necesitaba un sitio propio en el que estar, además seguía sintiendo la presión de no viajar, al preveer que el tema vuelos estaría complicado por bastante tiempo, decidí ponerme en ruta sobre ruedas.

viaje furgoneta

Compré una furgoneta camperizada y me fui a dar vueltas. En esta ocasión fue una furgoneta más pequeña que la anterior, una Mercedes Vito con la que pasé un verano genial.

En uno de los viajes, en el Delta del Ebro, con José Luís, su hermano y las respectivas parejas, me reencontré con Carla.

Fueron unos días muy intensos en el que decidimos que queríamos volver a caminar juntos por los senderos de la vida, con lo que nos fuimos con la furgoneta a territorio francés, donde he pasado gran parte del verano y otoño.

Obtención de la E-residence de Estonia

Finalmente conseguí obtener la E-residence a través del consulado estonio en Barcelona. Después de mucho tiempo y paciencia, ha sido por fin un hecho consumado. Además, junto con mis dos socios aperturé la empresa LANZA100.

Programa formativo Lanza100

Desde inicios del 2020 comencé a estructurar un programa formativo con mi amigo Pedro Suárez, en el que más adelante incorporamos a Yan Vispo, socio mío en ClubNómada y de Pedro en una agencia de Márketing.

Trabajar en la parte legal y de contenido del proyecto ha sido duro, pero hemos terminado haciendo un programa fabuloso. La idea es poder dar una solución para aquellas personas que quieren emprender digitalmente y no saben por dónde empezar.

Con el programa, en 100 días terminarán con un negocio digital preparado para estar en funcionamiento y una estrategia definida para hacerlo crecer.

Vender la furgoneta y la Cueva Nómada Digital.

A finales de verano decido que quiero dar un paso adelante en la creación de un espacio propio, una “Cueva Nómada Digital” en la que sentirme a gusto algunas temporadas y donde poder generar un pequeño ingreso extra.

Me pongo en marcha para encontrar el sitio perfecto y, al mismo tiempo, vendo mi furgoneta. Que ya había hecho la función que necesitaba.

nomada casa

En octubre encontré el lugar e inicié el proceso de compra de un apartamento en Sant Carles de la Ràpita. Un proceso que demoraría poco más de dos meses y que culminaría a inicios de diciembre.

Escribir y publicar el libro Nómada Digital. La libertad del S.XXI

Durante la espera, aproveché el tiempo y escribí el libro “Nómada digital. La libertad del S. XXI”, autopublicado en Amazon y en proceso de publicación en varios idiomas. Un libro que me hizo tomar una mayor consciencia de la necesidad de la promoción del nomadismo digital como un movimiento de cambio social.

nomada digital

Podcast emprendiendo y viajando

Este año conocí a un viajero empedernido con el que tuve muy buen rollo desde el inicio: Íñigo Mendia, de CómoTraviajar y Viajando Simple, al que le propuse de comenzar un podcast en conjunto que bautizamos “Emprendiendo y viajando”. Un proyecto que arrancó a finales del 2020 y que poco a poco va cogiendo cada vez más fuerza.

Ampliación del equipo y contratación de un nuevo Project Manager

Escribiendo el libro me di cuenta de que tenía ganas de hacer muchas cosas y que requería de ayuda extra, así que me puse en la tarea de encontrar a alguien con el que poder delegar una gran parte de mi trabajo, además de ampliar el equipo.

Fiché a Nahuel Cassino como project Manager transversal, quién desde diciembre está apoyándome en los proyectos activos y los que están por iniciar.

Definir y preparar Tribudistinto

Cerré el año dando la noticia de Tribudistinto, un proyecto del que tengo muchísimas ganas y en el que voy a centrar muchos esfuerzos durante el 2021. De hecho, es parte del plan general para ayudar a dar el paso a otras personas a llevar la vida que quieran, sean nómadas digitales, emprendedores o sencillamente personas que quieren vivir de manera diferente.

Viajar a Costa Rica para ir a Nicaragua

El 30 de diciembre vuelo hacia Costa Rica, destino del que en realidad conozco relativamente poco y en el que tengo muchas ganas de pasar unas semanas, con la idea de que sea un posible sitio recurrente.

viajar

Quería terminar el 2020 en Nicaragua, pero al final será donde iniciaré los primeros meses del 2021.

Mi presupuesto de gastos del año 2020:

A fecha 15/12 8,479.43€

Las horas trabajadas del año 2020:

+1503 horas

Resúmenes mensuales año 2020:

Deja un comentario